escritorio antiguo

Cómo inspirarse para escribir y crear

Mi amiga me dice: “¿Ya no escribes en tu blog? Hace mucho que no leo nada tuyo”. Mi primera reacción es de alegría porque no pensé que siguiera mi blog. La segunda es de tristeza porque he dejado de hacer algo que me daba mucho.

Es como si se me hubiera cortado la inspiración, y yo no creo en eso. Pase lo que pase, siempre hay un instante capaz de maravillarte lo suficiente como para inspirarte, darte ideas. Siempre animo a todo el mundo a escribir un blog por esa razón.

Pero es posible que atravieses un momento en tu vida en el que toda tu energía se dirige a otro tipo de cosas y “no te permites” maravillarte.

Dicen que en cuestión de crear, tan solo el 10% es inspiración o ingenio creativo; el resto es el sudor de tu trabajo (10% inspiration, 90% perspiration).

Existirán momentos en tu vida en que no podrás crear con la aceleración que produce estar inspirado. Entonces, haz las cosas más mecánicas, sigue un método o patrón que te permita seguir creando, pero no abandones.

La práctica hace al maestro

Ahora son las 7.38 de la mañana del sábado y estoy tranquila, escribiendo sentada en el sofá. Así empecé mi terapia bloguera: levantándome cuando mis hijos dormían, haciéndome un café y escribiendo algo, lo que fuera.

No esperes que llegue la inspiración. Lánzate a hacerlo como sea, en el rato que puedas. No esperes el momento mágico.

Los periodistas sabemos que cuando hay una hora de entrega no hay inspiración que la retrase, y decirle a tu jefe que no pudiste terminar porque no te sentías inspirada es de risa.

A la vez, cuando empiezas a escribir, a pensar en un tema, a visualizar, estás llamando a la inspiración. La práctica, el tiempo que le dedicas es clave.

3 reglas de oro para inspirarse

Estas tres cosas son importantes porque crean una rutina en torno a la creatividad.

  1. ¿Cuál es tu momento? Intenta encontrar ese momento del día que es el marco perfecto para inspirarte. A mí me va bien escribir al levantarme. Puede que a ti te vaya mejor al acostarte. La cuestión es encontrar ese rato para apuntar, aunque sea, un párrafo que exprese una idea o un ángulo sobre un tema.

  2. Ten a mano algo para anotar. Siempre. Como no sabes cuándo te vas a sentir inspirada, es muy útil anotar en tu teléfono o en una libreta temas sobre los que te gustaría escribir, como un calendario editorial. Así siempre tienes una idea flotando en tu mente.

  3. Piensa en una parte concreta de tu obra. Yo me enfoco en el primer párrafo. Es lo que me sale más natural. Mis mejores momentos de inspiración no son cuando se me ocurre un tema, ni siquiera un título; son cuando en mi mente “leo” las primeras líneas del primer párrafo. Es como ver un mapa y decidir qué camino vas a tomar. Luego todo es más sencillo.

Cómo ponerse en el mood: el talante creativo>

A veces las ideas pasan por delante de ti como si nada. Tú, que tanto las buscabas, y ahora se te presentan solas mientras caminas por la calle y esperas que el semáforo se ponga verde; cuando andas distraída o hablas con alguien.

Las dopaminas son unos neurotransmisores tan responsables de crear inspiración como lo son de la creatividad, el deleite, la felicidad. Es normal que estar de buen humor, contenta y motivada te ayude a inspirarte, gracias a las dopaminas, y estas situaciones las pueden activar:

pintural mural

Ves algo a tu alrededor que te inspira. Algo desconocido o inesperado te hace sentir feliz: puede ser una felicidad tierna como la de ver un bebé pasar por la calle o algo como ir a una tienda de ropa y ver cosas bonitas, colores, formas, texturas… eso basta para inspirarte.

La moda no es popular porque sí, sino porque nos hace soñar. Y quien dice moda dice cualquier forma de expresión creativa o arte, ya sea decoración, diseño, fotografía, pintura, cocina, una película o un paseo por el parque.

Un café, una conversación, una reunión de amigos… intercambiar ideas de forma relajada es una fuente de inspiración muy poderosa. Hay alimentación mútua, y eso no significa copiarse de nadie. Mi amiga me inspiró durante una charla relajada con otras amigas. Estábamos todas tan animadas que nuestros pensamientos eran solamente positivos, y eso nos animaba aún más. Sentir que puedes comunicarte con alguien te refresca y te renueva.

¿Eres creativa cuando algo te entristece o te irrita? Esto no parece relacionado con las dopaminas, pero para mí también es eficaz.

Considero que no estar de buenas es un caldo de cultivo asombroso para la creatividad porque la falta de felicidad te anima a perseguirla, y su búsqueda se convierte en un reto.

Sufrir te aísla lo suficiente como para permitir que te centres en tu creación. Te refugias en tu interior y encuentras cosas maravillosas. La próxima vez que te sientas desdichado, abre tu cuaderno y derrámate. Crear produce, cuando menos, desahogo.

Read in English: How to find inspiration to write and create.

Foto: The Writing Desk via photopin (license)
photo credit: Genova 2016 via photopin (license)

Clarisse Céspedes

Periodista y encargada de estrategia de contenido, SEO, promociones y video para BabyCenter en Español.

3 thoughts on “Cómo inspirarse para escribir y crear”

  1. Excelente artículo. ¡Me siento identificada! Yo escribo ideas en papelitos que guardo en la cartera de turno. Lo malo es cuando hago resaca y los boto en un despiste. La meta de fin de verano es al fin desarrollar mi calendario editorial. Ver las ideas todas juntas sé que me ayudará. Y en cuanto a escribir, prefiero las mañanas o la hora de almuerzo.

    Gracias por tan buen escrito. Muy práctico.

    1. Lymari, me pasa igual! El problema de los papelitos son precisamente los papelitos 🙂 ahora con el teléfono uso las notas para tenerlo todo ahí, es mi salvación! Me encanta que lo encuentres útil y muchas gracias por comentar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *